Y seguiremos.

Y seguiremos.
Y seguiremos gritando hasta perforar el viento.

14 julio, 2016

Bajo fuego.

El Gobierno de Maurico Macri quiere disciplinar para la austeridad selectiva: 
-"Abrigate, -ponete un pulover, -caminá, -soportá...". 
Un Mundo para pocos. Genocidio energético y alimentario entre otros.
Los dirigentes que debieran estar representando a sus bases, se alejan de ellas. De ahí no tendrán retorno aunque ahora se aggiornen urgentes en el apuro de estar a la altura para que no se note.
"Sería Fantastic" que los que nos  deben representar no estuviera así de "calladitos". En verdad estamos pasándola mal solos. Jarabe de mute y sumisión tomaron estos muchachos que hoy se asamblean fuerte.
Esas cuestiones también quedan escritas en la historia.
Cosecharán su siembra aunque ahora se apuren para no quedar en tal obsceno orsái frente a sus representados.
Rugen las bases, crujen las superestructuras.
Decía Perón: "-quien le da pan a perro ajeno, pierde el pan y pierde al perro." Tarde piarán.
Frente a la propuesta de hoy de los medios: agotar las mentes en el regodeo policial y entregar y enterrar la Política, el presente y el futuro en manos de sus verdugos, el Pueblo solo, convocado por sí y por la realidad se autoconvoca hoy 14 de julio.

04 julio, 2015

Amanece
soy la misma que inventa rincones
y pone pétalos entre adoquines.
Creo menos en la revolución
los vi llegar lejos para traicionarla.
Escucho las voces doctas del bien pensar
sacuden/ destilan/ pero con qué miseria 
miseran a tantos.
En la olimpíada de los redentores pierden
los ciertos y se quedan con ojos de arena
sin comprender. Esperan la antorcha
prometida y siguen esperando.
Algún mendrugo de la gran comilona llega
a destiempo.

03 marzo, 2015

Sobre el poder y otras cuestiones sobre el poder.

Cuando de poder se trata se me ocurre interesante pensar lo que ocurre en la infancia y en el recorrido respecto de los grandes Otros.
La primera relación de realidad del chico es con la madre, es el tiempo de la ley “omnímoda” de la madre, que todo lo puede, que todo lo abraza, aún no hay deseo, ni movimiento propios. La ley de la madre es una ley incontrolada, pero como la madre no puede estar siempre allí para el niño aparecen las preguntas por sus ausencias.
Entonces comienza a terciar el padre, que acota y separa esa díada, hace cuña e incorpora el afuera. Allí se inicia la ley omnímoda del padre que es el que tiene el saber.
En estos dos tiempos hay un Gran Otro.
En el primer tiempo es la madre que todo lo puede y en el segundo es el padre que todo lo sabe.
El tercer tiempo será aquel en el que ya no hay Gran Otro pues aparece la posibilidad de no saberlo todo, sino de saber algo.

La Ética como el gran interpelador del Poder, según me parece a mí, se ve tanto en la evolución emocional en la infancia como en cualquier ámbito en el que alguna manera de poder esté en juego.
La reflexión Ética se ocupará de garantizar la abstinencia de quien detente el poder en cada momento, será el comando que asegure que no haya ganancias narcisísticas en su ejercicio, que no haya sometimiento de nadie porque no habrá desborde de cierta legalidad, y que cuando alguien tiene que comandar no se des-comande en detrimento del resto.
Esta relativización de la mirada hace que los discursos únicos caigan por su por su propio peso, o mejor, por su propia liviandad.
Saber que nadie es el poseedor absoluto del saber, que el saber es tal por su circulación, y que tener una porción del mismo no nos reduce, nos potencia.

En todo este sentido me pareció interesante el discurso de Ricardo Lorenzetti en el acto de apertura de la Corte. Hizo una reflexión profunda y en perspectiva histórica sobre el ejercicio del Poder, que seguramente y nobleza obliga, no dejó por fuera el ejercicio del propio poder al que pertenece, y que contesta al presente Gobierno por sus exasperaciones pero también genera y propone un ámbito de discusión presente y futuro sobre el ejercicio del poder y su ética.

04 abril, 2013

Orsái.


No sé si alguna vez supe lo que es quedar adentro, en la posición correcta, paradita ahí,  en donde el mundo puede estar derrumbándose y uno sale con el pellejo sano, como si los milagros fueran cosa cotidiana.
Generalmente, me ocurre lo contrario, a esta loca alma mía se le da por andar curando las heridas de los perdedores, por olvidar afrentas si ese alguien tiene una necesidad y por ser abogada de cuanta causa perdida llega al despacho de su corazón.
Por otra parte, nunca pude disimular un enojo, es más,  puedo cometer el pecado de la ira si, a mi parecer, la situación lo merece y, en estos casos,  no miro ni mido frente a quién, sólo me importa la justicia del acto. Con esto no reivindico la tempestad de mi temperamento, que es, creo, uno de los aspectos que no han sucumbido a la sabiduría de los años.
Soy una jugadora que siempre está en posición adelantada, o fuera del lugar esperado, en off-side, en orsái.
Es que en las zonas de la cancha en las que quedo colocada,  indebidamente para las reglas,  siempre son las zonas en las que mora, implícita o explícitamente,  alguna forma del dolor, y,  generalmente allí,  nadie lanza ninguna pelota para seguir el juego.
No sé si este sea mi demorado y pertinaz rasgo adolescente a corregir, tampoco sé si de ese rasgo quiera crecer alguna vez.
Yo sé que,  cuando quedo en orsái,  prefiero el silencio, yo me entiendo, sé que algo justo está ocurriendo, aunque, circunstancialmente, mis compañeros de equipo se enojen.
Total,  ya lo decía Manzi:  “...que el alma está en orsái, che bandoneón.”

Mensaje Ambiental a los Pueblos y Gobiernos del Mundo. Por Juan Domingo Perón.


Desde Madrid, difundido el 21 de febrero de 1972

Hace casi treinta años, cuando aún no se había iniciado el proceso de descolonización contemporáneo, anunciamos la tercera Posición en defensa de la soberanía y autodeterminación de las pequeñas naciones, frente a los bloques en que se dividieron los vencedores de la Segunda Guerra Mundial.

Hoy cuando aquellas pequeñas naciones han crecido en número y constituyen el gigantesco y multitudinario Tercer Mundo un peligro mayor- que afecta a toda la humanidad y pone en peligro su misma supervivencia- nos obliga a plantear la cuestión en nuevos términos, que van más allá de lo estrictamente político, que superan las divisiones partidarias o ideológicas, y entran en la esfera de las relaciones de la humanidad con la naturaleza.

Creemos que ha llegado la hora en que todos los pueblos y gobiernos del mundo cobren conciencia de la marcha suicida que la humanidad ha emprendido a través de la contaminación del medio ambiente y la biosfera, la dilapidación de los recursos naturales, el crecimiento sin freno de la población y la sobre-estimación de la tecnología y la necesidad de invertir de inmediato la dirección de esta marcha, a través de una acción mancomunada internacional.

La concientización debe originarse en los hombres de ciencia, pero sólo puede transformarse en la acción a través de los dirigentes político. Por eso abordo el tema como dirigente político, con la autoridad que me da el haber sido precursor de la posición actual del Tercer Mundo y con el aval que me dan las últimas investigaciones de los científicos en la materia.

Los hechos

El ser humano ya no puede ser concebido independientemente del medio ambiente que él mismo ha creado. Ya es una poderosa fuerza biológica, y si continúa destruyendo los recursos vitales que le brinda la Tierra, sólo puede esperar verdaderas catástrofes sociales para las próximas décadas.

La humanidad está cambiando las condiciones de vida con tal rapidez que no llega a adaptarse a las nuevas condiciones. Su acción va más rápido que su captación de la realidad y el hombre no ha llegado a comprender, entre otras cosas, que los recursos vitales para él y sus descendientes derivan de la naturaleza y no de su poder mental. De este modo, a diario, su vida se transforma en una interminable cadena de contradicciones.

En el último siglo ha saqueado continentes enteros y le han bastado un par de décadas para convertir ríos y mares en basurales, y el aire de las grandes ciudades en un gas tóxico y espeso. Inventó el automóvil para facilitar su traslado, pero ahora ha erigido una civilización del automóvil que se asienta, sobre un cúmulo de problemas de circulación, urbanización, inmunidad y contaminación en las ciudades y se grava las consecuencias de la vida sedentaria.

Despilfarro masivo

Las mal llamadas "Sociedades de Consumo", son, en realidad sistemas sociales de despilfarro masivo, basados en el gasto, por el que el gusto produce lucro. Se despilfarra mediante la producción de bienes necesario o superfluos y, entre estos, a los deberían ser de consumo duradero, con toda intención se les asigna cierta vida porque la renovación produce utilidades. Se gastan millones en inversiones para cambiar el aspecto de los artículos, pero no para reemplazar los bienes dañinos para la saluda humana, y hasta se apela a nuevos procedimientos tóxicos para satisfacer la vanidad humana. Como ejemplo bastan los autos actuales que debieran haber sido reemplazados por otros con motores eléctricos, o el tóxico plomo que se agrega a las naftas simplemente para aumentar el pique de los mismos.

No menos grave resulta el hecho de que los sistemas sociales de despilfarro de los países tecnológicamente más avanzados funciones mediante el consumo de ingentes recursos naturales aportados por el Tercer Mundo. De este modo el problema de las relaciones dentro de la humanidad es paradójicamente doble: algunas clases sociales - la de los países de baja tecnología en particular - sufren los efectos del hambre, el analfabetismo y las enfermedades, pero al mismo tiempo las clases sociales y los países que asientan su exceso de consumo en el sufrimiento de los primeros, tampoco están racionalmente alimentados ni gozan de una auténtica cultura o de una vida espiritual o físicamente sana. Se debaten en medio de la ansiedad y del tedio y los vicios que produce el ocio mal empleado.

El espejismo de la tecnología

Lo peor es que, debido a la existencia de poderosos intereses creados o por la falsa creencia generalizada de que los recursos naturales vitales para el hombre son inagotables, este estado de cosas tiende a agravarse, mientras un fantasma - el hombre- recorre el mundo devorando 55 millones de vidas humildes cada 20 meses, afectando hasta países que ayer fueron graneros del mundo y amenazando expandirse de modo fulmíneo en las próximas décadas. En los centros de más alta tecnología se anuncia entre otras maravillas, que pronto la ropa se cortará con rayos láser y que las amas de casa harán compras por televisión y las pagarán mediante sistemas electrónicos. La separación dentro de la humanidad se está agudizando de modo tan visible que perece que estuviera constituida por más de una especie.

El ser humano cegado por el espejismo de la tecnología, ha olvidado las verdades que están en la base de su existencia. Y así, mientras llega a la luna gracias a la cibernética, la nueva metalurgia, combustibles poderosos, la electrónica y una serie de conocimientos teóricos fabulosos, mata el oxígeno que respira el agua que bebe, y el suelo que le da de comer y eleva la temperatura permanente del medio ambiente sin medir sus consecuencias biológicas. Ya en el colmo de su insensatez, mata el mal que podía servirle de última base de sustentación.

Después de la tierra, el mar ...

En el curso del último siglo el ser humano ha exterminado cerca de 200 especies animales terrestres. Ahora ha pasado a liquidar las especies marinas. Aparte de los efectos de la pesca excesiva, amplias zonas de los océanos, especialmente costeras, ya han sido convertidas en cementerios de peces y crustáceos, tanto por los desperdicios arrojados como por el petróleo involuntariamente derramado. Solo el petróleo liberado por los buques cisterna hundidos ha matado en la última década cerca de 600.000 millones de peces. Sin embargo seguimos arrojando al mar más desechos que nunca, perforamos miles de pozos petrolíferos en el mar o sus costas y ampliamos al infinito el tonelaje de los petróleos sin tomar medidas de protección de la fauna y flora marinas.

...Y el agua potable

La creciente toxicidad del aire de las grandes ciudades, es bien conocida, aunque muy poco se ha hecho para disminuirla. En cambio, todavía existe un conocimiento mundialmente difundido acerca del problema planteado por el despilfarro de agua dulce, tanto para el consumo humano como para la agricultura. La liquidación de aguas profundas ya ha convertido en desiertos extensas zonas otrora fértiles del globo, y los ríos han pasado a ser desagües cloacales más que fuentes de agua potable o vías de comunicación. Al mismo tiempo la erosión provocada por el cultivo irracional o por la supresión de la vegetación natural se ha convertido en un problemas mundial, y se pretende reemplazar con productos químicos el ciclo biológico del suelo, uno de los más complejos de la naturaleza. Para colmo muchas fuentes naturales han sido contaminadas; las reservas cuando nos quedaría como último recurso la desalinización del mar nos enteramos que una empresa de este tipo, de dimensión universal, exigiría una infraestructura que la humanidad no está en condiciones de financiar y armar en este momento.

Alimentos y armas

Por otra parte, a pesar de la llamada revolución verde, el Tercer Mundo, todavía no ha alcanzado a producir la cantidad de alimentos que consume, y para llegar a su autoabastecimiento necesita un desarrollo industrial, reformas estructurales y la vigencia de una justicia social que todavía está lejos de alcanzar. Para colmo, el desarrollo de la producción de alimentos sustitutivos está frenada por la insuficiencia financiera y las dificultades técnicas.

Por supuesto todos estos desatinos culminan con una tan desenfrenada como irracional carrera armamentista que le cuesta a la humanidad 200.000 millones de dólares anuales.

A este maremagnum de problemas creados artificialmente se suman el crecimiento explosivo de la humanidad. El número de seres humanos que puebla el planeta se ha duplicado en el último siglo y volverá a duplicarse para fines del actual o comienzos del próximo, de continuar la actual " ratio " de crecimiento. De seguir por este camino, en el año 2.500 cada ser humano dispondrá de solo metro cuadrado sobre el planeta. Esta visión global está lejana en el tiempo, pero no difiere mucho de la que ya corresponde a las grandes urbes, y no debe olvidarse que dentro de 20 años más de la mitad de la humanidad vivirá en ciudades grandes y medianas.

Política demográfica

Es indudable pues, que la humanidad necesita tener una política demográfica. La cuestión es que aún poniéndola en práctica, ya por el retardo con que comenzaremos,. no producirá sus efectos antes del fin de la década en materia educativa, y antes de fin de siglo en materia ocupacional. Y que además la política demográfica no produce los efectos deseados sino va acompañada de una política económica y social correspondiente. De todos modos, mantener el actual ritmo de crecimiento de la población humana es tan suicida como mantener el despilfarro de los recursos naturales en los centros altamente industrializados donde rige la economía del mercado, o aquellos países que han copiado sus modelos de desarrollo. Lo que no debe aceptarse es que la política demográfica esté basada en la acción de píldoras que ponen en peligro la salud de quienes la toman o de sus descendientes

Qué hacer

Si se observan en su conjunto los problemas que se nos plantean y que hemos enumerado, comprobaremos que provienen tanto de la codicia y la imprevisión humana, como de las características de algunos sistemas sociales, del abuso de la tecnología, del desconocimiento de las relaciones biológicas y de la progresión natural del crecimiento de la población humana. Esta heterogeneidad de causas debe dar lugar a una heterogeneidad de respuestas, aun que en última instancia tenga como denominador común la utilización de la inteligencia humana. A la irracionalidad del suicidio colectivo debemos responder con la racionalidad del deseo de supervivencia.

Para poner freno e invertir la marcha hacia el desastre es menester aceptar algunas premisas:

1. Son necesarias y urgentes: una revolución mental en los hombres, especialmente en los dirigentes de los países más altamente industrializados; una modificación de las estructuras sociales y productivas en todo el mundo, en particular en los países de alta tecnología donde rige la economía de mercado, y el surgimiento de una convivencia biológica dentro de la humanidad y entre la humanidad y el resto de la naturaleza.

2. Esa revolución mental implica comprender que el hombre no puede reemplazar a la naturaleza en el mantenimiento de un adecuado ciclo biológico general; que la tecnología es un arma de doble filo, que el llamado progreso debe tener un límite y que incluso habrá que renunciar alguna de las comodidades que nos ha brindado la civilización; que la naturaleza debe ser restaurada en todo lo posible que los recursos naturales resultan aceptables y por lo tanto deben ser cuidados y racionalmente utilizados por el hombre; que el crecimiento de la población es aumentar la reducción y mejorar la distribución de alimentos y la difusión de servicios sociales como la educación y la salud pública, y que la educación y el sano esparcimiento deberán reemplazar el papel que los bienes y servicios superfluos juegan actualmente en la vida del hombre.

3. Cada nación tiene derecho al uso soberano de sus recursos naturales . Pero, al mismo tiempo, cada gobierno tiene la obligación de exigir, a sus ciudadanos el cuidado y utilización racional de los mismos. El derecho a la subsistencia individual impone el deber hacia la supervivencia colectiva, ya se trate de ciudadanos o pueblos.

4. La modificación de las estructuras sociales y productivas en el mundo implica que el lucro y el despilfarro no pueden seguir siendo el motor básico de sociedad alguna. y que la justicia social debe exigirse en la base de todo sistema, no solo para el beneficio directo de los hombres sino para aumentar la producción de alimentos y bienes necesarios; consecuentemente, las prioridades de producción de bienes y servicios deben ser alteradas en mayor o menor grado según el país de que se trate. En otras palabras: necesitamos nuevos modelos de producción, consumo, organización y desarrollo tecnológico que, al mismo tiempo que den prioridad a la satisfacción de las necesidades esenciales del ser humano, racionar el consumo de recursos naturales y disminuyan al mínimo posible la contaminación ambiental.

5. Necesitamos un hombre mentalmente nuevo en un mundo físicamente nuevo. No se puede construir una nueva sociedad basada en el pleno desarrollo de la personalidad humana en un mundo viciado por la contaminación del ambiente exhausto y la sed y enloquecido por el ruido y el hacinamiento. Debemos transformar a las ciudades cárceles del presente en las ciudades jardines del futuro.

6. El crecimiento de la población debe ser planificado, en lo posible de inmediato, pero a través de métodos que no perjudiquen la salud humana, según las condiciones particulares de cada país (esto no rige para la Argentina, por ejemplo) y en el marco de políticas económicas y sociales globalmente racionales.

7. La lucha contra la contaminación del ambiente y de la biosfera, contra el despilfarro de los recursos naturales, el ruido y el hacinamiento de la ciudades, debe iniciarse ya a nivel municipal, nacional e internacional. Estos problemas, en el orden internacional, deben pasar a la agenda de las negociaciones entre las grandes potencias y a la vida permanente de la Naciones Unidas con carácter de primera prioridad. Este, en su conjunto, no es un problema más de la humanidad; es el problema.

8. Todos estos problemas están ligados de manera indisoluble con la justicia social, el de la soberanía política y la independencia económica del Tercer Mundo, y la distensión y la cooperación internacional.

9- Muchos de estos problemas deberán ser encarados por encima de las diferencias ideológicas que separan a los individuos dentro de sus sociedades o a los Estados unidos dentro de la comunidad internacional.

Nosotros los del tercer mundo

Finalmente deseo hacer algunas consideraciones para nuestros países del Tercer Mundo:

1- Debemos cuidar nuestros recursos naturales con uñas y dientes de la voracidad de los monopolios internacionales que los buscan para alimentar un tipo absurdo de industrialización y desarrollo en los centros de alta tecnología a donde rige la economía de mercado. Ya no puede producirse un aumento en gran escala de la producción alimenticia del Tercer Mundo sin un desarrollo paralelo de las industrias correspondientes .Por eso cada gramo de materia prima que se dejan arrebatar hoy los países del Tercer Mundo equivale a kilos de alimentos que dejarán de producir mañana .

2- De nada vale que evitemos el éxodo de nuestros recursos naturales si seguimos aferrados a métodos de desarrollo , preconizados por esos mismos monopolios , que significan la negación de un uso racional de aquellos recursos .

3- En defensa de sus intereses , los países deben propender a las integraciones regionales y a la acción solidaria .

4- No debe olvidarse que el problema básico de la mayor parte de los países del Tercer Mundo es la ausencia de una auténtica justicia social y de participación popular en la conducción estará en condiciones de enfrentar las angustiosamente difíciles décadas que se avecinan.

La Humanidad debe ponerse en pie de guerra en defensa de sí misma.

En esta tarea gigantesca nadie puede quedarse con los brazos cruzados. Por eso convoco a todos los pueblos y gobiernos del mundo a una acción solidaria.

Los días de abril, el otro abril.

Parece lejano el estallido de turismo pascual-puente-Malvinas entendido por el Gobierno Nacional como parte del éxito del modelo.
Hoy la realidad muestra, con dramatismo y como para que no se olvide nadie, que lo valioso es, primero la vida, y la vida con sus dignidades: Pan, Trabajo, Salud, Educación, Vivienda digna y propia.
Y así como en lo individual ser un turista y consumidor consumido que no llega a los propios ladrillos, a la propia vivienda, no da dignidad, también en lo social,  y en otra escala, la realidad muestra la mueca del error.
Los tres Gobiernos: Nación, Provincia y  Ciudad de Buenos Aires deberán entender eso, que son Gobiernos, y como tales deben administrar el bien común. No importan las plazoletas decoradas, los bulevares, o las fantásticas transmisiones en las que se nos pretende vender una realidad de fantasía. Importa la gente y la verdad de aquí abajo, el abajo de la realidad.
Y quien diga que gobierna para todos, para los 40 millones de Argentinos, que lo haga de verdad para los 40 millones de Argentinos.
Importa la grandeza de espíritu, la generosidad, no el cálculo mezquino y la minucia. Tanta mezquindad da pena, da vergüenza ajena.
Con el costo de vidas, de realidades apuñaladas por el agua, de existencias que se escurren por las rejillas que no existen y se devoran existencias, con semejante costo, tienen ustedes la oportunidad de meditar sobre estos años, que no son pocos.
Sepan que la gente supo esperar, porque los Pueblos son mansos y esperan, pero también se cansan, y cuando se cansan “hacen tronar el escarmiento”.
El agua los dejó bastante desnudos y a la vista, mucho más desnudos a ustedes que los adultos mayores que tuvieron que exhibir sus carnes para ser rescatados, desnudez que en la intemperie los dignificó por su heroísmo y entereza. Pero a ustedes señores…. a ustedes esa desnudez acabó de mostrarlos con espectral realismo, la contratara del retrato de Dorian Grey.
Hoy hay listas de muertos y desaparecidos.
Los Derechos Humanos son la condena a los genocidas y sus socios, pero también la derogación de las leyes de la Dictadura, aún pendiente. El derecho a la vida se defiende todos los días y no desde discursos, más vale, obras son amores.
Sigue habiendo muertes innecesarias, ahí pierden vigencia los Derechos Humanos, que no son patrimonio ni temporal ni de ningún sector, la palabra lo dice, son Derechos de Humanidad.
Han dado, señores, un triste espectáculo. El Pueblo es heroico y ustedes le han hecho poco honor, todos.
Las lluvias convectivas, esta novedad que nos alarma, los han mostrado en la desnudez inmediata del primer reflejo que es siempre el verdadero. Todo lo que se diga después no cambia ni un renglón. Las verdades suelen ponerse en escena como síntesis, y esta vez el agua hizo la tarea de montar el escenario.
Muchos esperamos no haber dilapidado la confianza, no haber gritado hasta perforar el viento al defenderlos, vanamente. Porque con la misma fuerza que gritamos en la defensa podemos gritar para reclamar lo justo.
Estamoa a tiempo. Este es un  Pueblo que un 30 de marzo de 1982 hirió de muerte a la dictadura genocida. Hemos aprendido a saber que la historia la hacemos y que no se la debemos a nadie. Y que ser "lo menos malo" no debe ser la coartada de nadie que apetezca conducir este País.
Atentos. Los vimos. Los estaremos mirando.

03 abril, 2013


Crecimos mal, la baldosa al revés
la pregunta encima. No estamos
en la agenda de dios. La tinta
es piedra en manos sacrílegas.

02 abril, 2013


-Señores, a sacarse la medida de tanta desmedida.
Hoy la cáscara es nuez, y la nuez se esconde.
El guiso de cacharros huele a polen pasado de vientos.
Rompan los frascos, las ocasiones falsas. Duerman la
siesta de la buena espera en una almohada sin dientes,
y si despiertan, no hundan el Planeta.

27 octubre, 2012

Los Brazos de Néstor. "-Vengo con un sueño.". A dos años de su partida.


Hubo un hombre allá por el 2003 que nos dijo: -vengo con un sueño”, era un sueño reparatorio y esperanzado, convertido en un Proyecto que respetaba la resistencia del Trabajador Peronista, pero que también invitaba a las fuerzas progresistas a sumarse. Néstor vino del palo innegable del Peronismo, el que sabe de proscripciones y conoce los prejuicios clasemedistas y del progresismo. Político de tarima, si hacía falta, y capaz de entender que la pulcritud de las formas son difíciles de sostener cuando se lucha por derechos y necesidades.
La gesta se fue amasando. No éramos tantos al principio, en verdad éramos muy pocos los que entendimos las señales de la memoria, pocos los que estuvimos desde la primera hora.
Y los gestos honorables se sucedían en la lucha contra el dolor de la pobreza y la indigencia. La solidaridad volvió a usarse como vocablo hasta radicar su concepto.
Néstor convocó tanto a los luchadores de siempre como a una juventud que no sabía que además de las palabras sustentable y competitividad, existían otras como Justicia Social, distribución, solidaridad.
Néstor era como esos buenos padres que no precisan que sus hijos compitan por su amor o sus beneficios. Entendió que en el Universo hay lugar para todas las órbitas.
Entonces le dijo a todos los jóvenes, a la Nueva Militancia:
"No queremos tropas disciplinadas que a todo digan que 'Sí'. Queremos tener compañeros que piensen, que nos digan la verdad, que tengan capacidad transgresora, que nos ayuden a equivocarnos lo menos posible:”
Es lógico, la obediencia jamás será revolucionaria, ni joven, ni liberadora.
Y Néstor se fue, con sus brazos que desplegados tenían envergadura para abarcar pacificando, incluyendo en su gesta.
Se fue con su sueño a medias concretado.
La Juventud que a mí me esperanza no es la obediente, preocupada por la funcionalidad de los cargos, la que mira despectiva o desconoce a sus antecesores históricos de lucha, la juventud que abusa del verbo en detrimento de aquellos que, sin tenerlo tan sofisticado, lo tienen desde la verdad de la realidad, de la historia, y de la historia de sus luchas

Yo la invito Cristina a recordar la envergadura de los brazos de Néstor y sus sueños de Justicia Social en los que no cabían Leyes ART, ni ajustes encubiertos sobre los Trabajadores.
El Néstor que pacificaba y defendía la alegría del Pueblo.
Honrar a Néstor es continuar su sueño, ese sueño que incluía a la juventud con los Trabajadores Organizados conjugando idiomas y verdades. Los jóvenes no pueden despreciar aquello que dicen defender
Néstor tuvo un sueño, un sueño de Justicia Social, de Pacificación, muchos esperábamos que Cristina lo continuase.
De todos modos, y más allá de cualquier presente:
-Gracias Néstor por regresarnos  aquella primavera esperanzada que nos obsequiaste. Luego de Perón y Evita estarás vos siempre para tantos de nosotros.

30 agosto, 2012

Política y control del odio según Alain Badiou.

"El problema político tiene que ver con el control del odio, y no del amor.Y el odio es una pasión que inevitablemente desemboca en la pregunta por el enemigo. Diremos, entonces: en política, donde existen los enemigos, uno de los roles de la organización, cualquiera que sea, es controlar, intentar anular, los efectos del odio. Lo que no quiere -de ninguna manera- decir "predicar el amor", sino -y aquí hemos dado con un problema intelectual mayor- dar la definición más precisa y restringida posible de lo que es un enemigo."

Tramo del Capítulo 5.- Amor y Política,
del libro: "Elogio del Amor", de Alain Badiou.

23 junio, 2012

Los Días de Junio. (Carta Abierta a Cristina).

Son momentos poco pacíficos. Néstor parece haberse llevado consigo las amorosidades, Cristina queda en un enojo diluyente que la encierra en una tormenta de silencio, sordera y aislamiento crecientes.
Lo amoroso siempre es cohesivo, une, incluye, reconoce al otro, le da entidad a la existencia de todos los otros que alberga un nosotros.
Un nosotros siempre abarca heterogeneidades, el Conductor debiera poder albergar esas otredades, alojarlas, oirlas, respetarlas, integrarlas sin generar ninguna escena de exclusión.
El dolor humano más arcaico y más insoportable es de la exclusión, que siempre implica desestima. Los lugares de Conducción son lugares que requieren Sabiduría, Generosidad, Gratitud, mirada hacia los otros todos dentro del nosotros.
La Conducción de un gran grupo como un País puede parecerse en cuanto a su entramado emocional al juego vincular dentro de una familia. En el juego vincular familiar, cuando una madre privilegia con arbitrariedad a un/os hijo/s respecto a otro/s, o se maneja con un sistema de premios y castigos administrando amor o desamor según sus momentos emocionales y sus configuraciones internas se viven zozobras, momentos injustos que albergan cierta velada violencia. El desconocimiento del otro siempre es una de las maneras del maltrato.
Alguien que es  desoído, excluido de un proceso al que pertenece y sostiene, y a quien no se le reconocen afectos y lealtades recientes o pasadas, se enoja.
En la familia, una madre que se maneja antojadizamente y enfrenta a sus hijos entre sí, siembra hostilidades vinculares entre esos hermanos. Mala cuestión. Pierden todos. Sufren todos. La rabia no es un sentimiento agradable, la desestima no es un afecto positivo. Nadie gana, como en una perinola siniestra, todos ponen, todos pierden.
Por esas grietas, en un País, se ensoberbecen los enemigos del Pueblo, los facciosos. Los que nos han ganado la Gran Historia disolviéndonos desde ese nosotros privilegiado.

Yo, con la mayor humildad, la invitaría a Cristina a repensar este lugar suyo, de Madre, de Conducción. La invitaría a escuchar, a romper la coraza defensiva, a abrir juego, a dejar de  poner la palma frente a la boca de quienes quieren ser escuchados, y que son los que estuvieron, los que están y estarán siempre dispuestos a colaborar, porque ese es el Pueblo Trabajador.
Cuando hay amorosidad, hay cohesión, cuando el signo es la hostilidad hay descalificaciones, desestimas, dolor.
Mi padre, sencillo y muy sabio, decía: “Quien siembra vientos, cosecha tempestades.”
Lo estamos viendo.

04 mayo, 2012

Sujeto Histórico e Identidades.


Fundaciones y  Legitimidades. Primer borrador.


Que los jóvenes nieguen la estatura política de los Trabajadores, que los ignoren y desprecien para la lucha, da tristeza, da más de lo mismo histórico.
Más que a la derecha explícita, enemigo odiado pero claro y definido, le temo mucho a la derecha infiltrada entre los aparentemente propios. Me remite a la figura Psicoanalítica de lo Siniestro.
Siempre astuta, la derecha tiene capas y filas para su ataque, en la primera, visible, están los declarados de tales, en una segunda, se desdibujan, mandan travestis ideológicos para desbaratar desde dentro los avances sociales, y sobre todo, para frenar la Justicia Social y el protagonismo necesario del Trabajador para alcanzarla.
La injusticia social es vieja y no pasa de moda, lamentablemente, de modo que ensayar diagonales que la nieguen no es la nueva política sino la rancia. Las diagonales ya fueron ensayadas por la Coordinadora de Alfonsín, los Chicago Boys exitosos para gestionar del innombrable, y la Revolución Sushi de los Antoñitos y los Lopérfidos, los Frepaso y todas esas especies que fueron apareciendo durante décadas y que terminaron por desembocarnos en el 2001.
Digo, ¿en dónde están esos “libertarios” de fuste que también vituperaron al Laburante y su Organización? ¿en dónde estaban durante la resistencia de los 80/90/2000 en las que otros sí estuvimos, como estuvo la Organización Obrera que no transó. Los imprescindibles.
Quedan los Artistas, no las aves de paso, queda el Trabajador organizándose para defender su Pan y su Dignidad. Cuando todos los clishés se desvanecen,  queda la necesidad auténtica, y aquellos que luchan por su necesidad son los que persisten porque es una cuestión de sobrevivencia.
Lo miserable es utilizar "aquellos íconos del Peronismo", vaciarlos de contenido, desconocer su esencia y usarlos de envoltura en una caja de Pandora. Declararse Peronista, negarse Peronista, tomar emblemas, descreerlos y luego quejarse de que los Peronistas ponen el Peronómetro. Toda esta actitud es, por lo menos, impotente, rabiosa y de un absurdo pataleo frente a quienes sí tienen clara su identidad, sus objetivos, y los han defendido consecuentemente en la Historia, porque defendiéndola, defendían y defienden su Pan.

Gente, pónganse de acuerdo, si son fundacionales, séanlo, sin arrebatar, sin falsear identidades, con la verdad en la mano.
Para ser fundacionales hay que subvertir, diferenciarse, sin tomar prestadas partes de los otros a conveniencia.
Si para ustedes el nuevo Sujeto Histórico es "un sujeto sui generis surgido en democracia y constituido por una conjunción ecléctica de identidades”  y no el Trabajador, suelten las máscaras, sinceren.
Y dejen que los Trabajadores, especie que está lejos de estar en extinción, sigan defendiendo su Pan y su justo Salario para una vida digna a través de su unión y su organización. Ese también es un Derecho Humano. Un Derecho de Humanidad.

No habrá avance superestructural ni aumento del PBI que sirva si no vuelve la decisión del Salario Justo y de la justicia distributiva, y si estos años en los que sí se dio una paulatina recuperación del Salario histórico no se sostiene con iguales políticas, los retrocesos mostrarán que se ha perdido una oportunidad histórica difícil de repetir.

Hubo un milagro de encuentro: el de un Pueblo dispuesto a cambiar su historia después de décadas y un Néstor Kirchner. No se me hace posible pensar en lo uno sin lo otro.
No debe haber deudas que pongan precio a la dignidad. No creo que Néstor las pidiera, de estar en este Mundo.

02 abril, 2012

2 de abril de 1982. "Los Chicos de la Guerra".


Para mí esta fecha siempre es paradójica, o, para ser más precisa,
lo que me convoca es paradójico.
Recuerdo que, aquel 2 de abril de 1982, cuando todos amanecimos a nuestra diaria con la noticia de que los milicos habían “colocado la banderita en las Malvinas”, porque eso se escuchaba decir, en ese momento sentí primero una enorme frustración, una enorme bronca por los Milicos y la derecha que otra vez invisibilizaban una Gesta Popular, la movilización y la Resistencia del Pueblo del 30 de marzo de 1982.
Fue duro ver que tantísimos de los que dos días antes habían ido a repudiar a Galtieri, ese 2 de abril, iban a vivarlo.
Por aquellas épocas yo trabajaba en una empresa privada, en el piso en el que estaba éramos entre 60 ó 70 personas, de las cuales sólo dos no fuimos a esa plaza del 2 de abril.
No debiéramos olvidar jamás que antes de la decisión de la cúpula militar hubo un 30 de marzo como símbolo de la Resistencia Popular. Luego de años de valiente resistencia al “proceso” de parte de los Trabajadores Organizados, esa parecía y fue la definitiva, la que sepultaría a los genocidas de esos años negros e infernales.
Pensado así, nuestros Chicos de la Guerra no sólo son víctimas del imperio sino también de la dictadura genocida. Y que esa juventud que guarda las cruces blancas en el frío Malvinero es una heredera, no asumida de tal,  de aquellos jóvenes sin cruces de los Setenta, trabajadores, dirigentes graniales, estudiantes....,, y también de los sueños de los que ellos no pudieron ser continuadores.
Por eso opino que no habría que militarizar las conciencias, ni abusar de los signos militares. Siempre pensé que a toda esa generación del ochenta habría que reinvestirla de la Historia de las Luchas Populares de la Argentina, de nla Historia del Peronismo, que fue quien entregó tanta Militancia a lo largo de las décadas, porque a ellos no les llegó este tramo de la Historia, les llegó una Historia interrumpida, sesgada, enmudecida y luego aletargada por las democracias posteriores de aquellos que fueron socios implícitos de los Videla, los eternos nudillos en las puertas de los cuarteles.

Con el dolor y el honor por esos Soldaditos queridos, pibes tiernos, pintados en sus rostros, interrumpidos.  Con todo ese honor y ese dolor, soy partidaria de no sobre-malvinizar las conciencias de esa generación. Sin renunciar a la recuperación de la Justa Soberanía sobre las Islas, despegar a la generación de los 80 de esta conciencia unívoca, La muchachada de los 80 han sido parte encadenada de las generaciones víctimas del más cruento proceso dictatorial que los incluyó en el genocidio como víctimas de un segundo tiempo, el tiempo del manotazo militar frente a un poder que se les escapaba. Esta generación que se reconoce en la gesta de Malvinas y no como parte de ese proceso perverso, debira, a mi parecer reinscribirse en todo ese trayecto y reconocerse como las otros damnificados, a quienes vistieron de verde militar y les pusieron a muchos de los torturadores del proceso como superiores de guerra.

Ese giro perverso y paradójico de esta zona de la historia es la que me deja sin palabras o diciendo cuestiones políticamente incorrectas. Creo que esa zona es un punto de inflexión tramposo, una encerrona de la lógica y de la conciencia que como sociedad nos hará siempre perder de vista, aunque sea por un ratito, cuál es el verdadero enemigo en la cancha interna de nuestra Política.
No abdicar en el reclamo de lo que nos corresponde sabiendo que enfrente está el imperio pero en los histórico salvar las tergiversaciones perversas.

30 marzo, 2012

Del 30 de marzo de 1982.


Yo sé que el verdadero Padre de la Democracia es el Pueblo. El Trabajador fue, es y será el Actor principal, sobre él magrean las estrecheces, en él habita la lucha. En quien está la necesidad, está la lucha. ¿Por qué habríamos de confundirnos? Es una cuestión Lógica. Por eso, donde está el Trabajador Organizado hay una verdad que se grita.
El 30 de marzo de 1982 el Pueblo Trabajador puso fin a la dictadura militar más sangrienta. Siempre es el Pueblo el que hace la Historia. No hay deudas. Es Nuestra Gesta.
Sería saludable recuperar "toda" la memoria. Mientras “Peronismo” sea una palabra que vaya de prohibida a cuestionada, y de cuestionada a invisibilizada, no habrá memoria completada, sí, dije completada, no completa.
El Pueblo Trabajador Organizado y en lucha, y Perón se parieron mutuamente, y quedó una fecha testigo: 17 de Octubre 1945.
El 30 de marzo de 1982 es la prueba de la fuerza del Pueblo cuando despierta. Por no entender esa potencia nuestra, vinieron las demo-dictaduras y el lógico 2001 como su consecuencia.
A Néstor también lo pare el Pueblo.
..................
Un recuerdo para Vicente, mi Amor, que me rescató entre gases lacrimógenos y corridas aquel 30 de marzo de 1982, cuando con la Historia nacía nuestra Historia, durante la cual, además de todo, compartimos ideas, sueños y convicciones de justicia social.
Amor mío, siempre vivo para mí.


Vengo de la noche, de tu pecho
en sombras, de los dulces astilleros
del Amor Proletario, vengo.

24 marzo, 2012

Notas sobre el Nunca Más, algún 24 de marzo.


Brego por que el Nunca Más no sea una frase aprendida y repetida cada año como otra liturgia humana rítmica. 
Por que sepamos que en cada elección, en cada indiferencia hay un riesgo, porque los lugares que dejamos siempre los ocuparán otros. Que no nos vacíen la memoria aún en pleno recuerdo de aquel 24 de marzo cada 24 de marzo. 
La memoria es un gesto inteligente, vigente. La especie que memoriza, sobrevive. La Memoria como el hecho inclaudicable frente a cada nueva situación de cada día en la que pueda haber un orden nefasto de repetición.
La Memoria es el éxito de la Memoria, de la Clase, de la Especie.

Saber que el enemigo no descansa y que va cambiando sus facciones, su máscara, es un Nunca Más.

Estar al y del lado del Trabajador en cada momento es un Nunca Más.

Cada vez que elegimos, o que “permitimos”, o que la suerte de otros, o de algunos otros no nos importa, ahí debiera haber un Nunca Más para que los Nunca Más no se repitan “Nunca Más”.

Una Gesta posible.

24 de Marzo. Algunos Trazos.


"-Pepe, Trazo incompleto, dejame
gritarte en pleno silencio."
A  José Poblete Roa, Militante Peronista, Discapacitado. 
Vuelo de la muerte. 1978.
 .....................................

“Hay tantos nombres en la lluvia,
qué bestias sueltan la desolación,
qué sombra paria bebe amores ajenos.”
24 de marzo de 1977.
………………………………….

“... y la tierra a los pies de esa madera
impune.”
24 de marzo de 1976.
…………………………………

“Fusila su paredón de rosas contra un
muro de estambres, sangra la navaja
herida cuando triunfa el pétalo.”
24 de marzo de 1976.

04 marzo, 2012

El País de los Espejos.


Imagino que si Kafka hubiera intentado hacer  su versión de Alicia en el país de las maravillas,  se hubiera acercado a la lógica dramática de ese sujeto que buscaba acceder al Castillo.
Supongamos que vivimos en un país con innumerables espejos. Espejos  que se multiplican con cada pregunta que efectuamos.
Un país refundado desde una trampa inicial de la cual sólo vemos el reverso, y sostenido sobre la metáfora inversa  a  esa aventura de Alicia, que paladeamos en la infancia y comprendimos en la adultez.
El reverso de la trampa, la parte ciega del espejo. Cada pregunta multiplicando espejos. Cada pregunta que interroga recibe como respuesta el nombre de quien la efectúa. La perversa lógica de El castillo al que no hay forma de llegar.
En el país de los espejos, por interrogar, fui otra damnificada, no pude atravesarlo ni contestarme la pregunta porque al intentarlo sólo encontré mi propio nombre.

De "Decires (Breves ensayos Poéticos en Prosa)", 2003. Ed. Corregidor.

Los días de estos días.


No es cualquier momento el presente. Con la derecha partidaria descapotada y desorientada pero, sabemos, siempre al acecho, y un Campo que se presumiría nuestro para ir hacia una mayor Justicia Social y distributiva, pero, ¿qué pasa en el Campo Nacional y Popular? ¿En dónde o en qué momento nos perdimos o nos estamos perdiendo de nosotros?
Estoy convencida, es con Cristina que debe seguir este Proyecto, si pisáramos por fuera de ella se vendría la derecha de siempre. No obstante, el miedo no construye y la realidad impone a los Actores Sociales Históricos encender las luces de alerta. Entonces, con Cristina, pero custodiada por los propios Trabajadores que son los garantes naturales de un proyecto que se diga Popular. La consolidación del Proyecto la tenemos que hacer entre "todos", jamás puede quedar por fuera el Trabajador (organizado, o el informal en vías de organizarse), es ese El Sujeto Histórico y tendrá siempre un protagonismo vivo. Es Motor de la Historia por su destino de supervivencia.
Si la Juventud de la nueva Militancia no comprende esto, me refiero a La Cámpora, y sigue compitiendo y disputando espacios en lugar de juntar fuerzas y apretar filas con los Trabajadores, se pueden provocar retrocesos a tanta lucha ya liberada y ganada. ¡Atenti Pebetes!!, a no ser “sólo un ladrillo en la pared ” Pink Floyd, el lugar es la lucha por la justicia, no por los cargos, el lugar es la fragua de la permanente militancia.
Néstor fue una bendición pero también la conjunción de su llegada con un pueblo que reclamaba cambios y estaba preparado para elegir diferente. Además, no se puede ni se debe desconocer a quienes estuvieron en la resistencia a los ´90 y que hoy, o casualidad, son los actuales raleados y cuestionados por Cristina.
Lo recia y lo confrontativa que estuvo CFK con los Trabajadores Docentes en la Legislativa debiera haberlo reservado para los sectores del poder económico de siempre. Yo leo esa diatriba suya como una manera de fijar el tono en la conversación sobre “todas” las paritarias, que son las que se vienen ahorita. Una ejemplaridad que los tuvo de chivos a los Maestros.
Quien desconoce a los Compañeros de lucha de los momentos flacos pone en riesgo cualquier proyecto de liberación. Lo enseñó la Historia, dividir al Campo Popular es un error histórico que se paga. Hagamos Memoria.
Además, ¿a quiénes está desconociendo CFK? paradójicamente es a los Trabajadores Organizados que son los que ganaron la calle con la 125,  y la volverían a ganar en defensa del Proyecto y de ella misma.
Presumo que aquellos que tanto detestan  hoy a la CGT y a los Trabajadores Organizados  que levantan sus voces y plantean sus razones, son los mismos que tardaron en aceptar a Los Kirchner. 
Soy de la primera hora, lo voté a Néstor en ese 20%, y soy del 54% de estas últimas elecciones, he sido siempre Peronista y no preciso transvestir esa historia con denominaciones menos malditas para la clase media. Soy Kirchnerista siempre y cuando no se traicione el Proyecto que nació desde el Peronimo más puro. Pero leal a un Proyecto, no a las personas. Si CFK se aleja o desvirtúa el Proyecto Nacional y Popular que tantos votamos y defendimos, yo estaré del lado de lo que considero Justo, y del Laburante, siempre.

03 marzo, 2012

Memorias tan presentes.


Una frase de Néstor para la Nueva Militancia, porque la obsecuencia jamás será fecunda ni revolucionaria.

"No queremos tropas disciplinadas que a todo digan que 'Sí'. Queremos tener compañeros que piensen, que nos digan la verdad, que tengan capacidad transgresora, que nos ayuden a equivocarnos lo menos posible"

 (Néstor Kirchner, Encuentro de la Militancia, 11/3/2004).

Reflexiones entre compañeros: Carta a la Presidenta.Por Martín Bargas.


Por Martín Bargas.
Publicación de La Paco Urondo.

"Me parece saludable que comience diciendo desde donde escribo, cuál es mi trinchera de militancia, mi lugar de lucha. Soy sindicalista, o intento serlo, quizás nunca lo logre en términos de cargos importantes pero sí en eso que a usted tanto le gusta resaltar que es la capacidad para pensar en el otro, en el que menos tiene o en el que todavía esta haciendo fuerza para subir a la lona.
Aclarado este punto (ni a usted ni a mi nos gustan los neutrales), quiero que juntos (entendiendo las asimetrías de responsabilidades que tenemos, pero con la firmeza que ambos podemos llamarnos compañeros) reflexionemos sobre algunos temas que me resultan difíciles de entender sin su invalorable aporte.
Mucho se bate el parche en cuanto a la relación de su gobierno (que es también el mío) con la CGT (que es mí CGT y creo, o creía, que era también la suya), ahí viene la contradicción.
Sepa usted disculparme el atrevimiento compañera, pero de un tiempo a esta parte siento que un sector de su gobierno nos quiere echar a patadas donde termina la espalda de este proyecto político. Y quiero ser absolutamente franco, tampoco vimos de usted una señal hacia otro lado. Incluso creo que algunos discursos suyos alentaron a quienes siempre, en cualquier época o lugar, quieren que la política se convierta en cosa de pocos, casi clandestina y bien lejos de los trabajadores.
Es innecesario que yo repase todo los beneficios y derechos que se recuperaron desde el 2003 a esta fecha, primero con Néstor (que es su Néstor, pero, -otra vez le pido disculpas por el atrevimiento-, también es nuestro Néstor) y después con usted. Sin el coraje y la valentía del ex presidente la historia hubiera sido otra, pero también acá me permito hacer una salvedad; la historia hubiera sido otra, pero hubiera sido historia, la nuestra, la de los argentinos.
El 25 de mayo del 2003 comenzó una etapa maravillosa en nuestro país, pero también es justo reconocerlo (por lo menos para mi, supongo que también para usted) que hasta allí se llegó gracias al invalorable aporte y lucha de millones de Néstor anónimos que dieron, metafórica, - o más doloroso aún-, literalmente, su vida por nuestro país. Y por quien Néstor hizo tanto para que haya para ellos Memoria,Verdad y Justicia.
Decía que de un tiempo a esta parte la relación con la CGT se deterioró. Quien tiró la primera piedra ya no lo recuerdo, hasta creo que cuando hablamos de cuidar el modelo mucho no importa la primacía de la pedrada. Lo cierto es que los matices, se fueron convirtiendo en diferencias, las diferencias en distancias y las distancias en oposiciones. Y la verdad no entiendo las causas, las imagino, hago hipótesis, me enojo con usted, después me enojo con algunos dirigentes sindicales y después, ya cansado de pensar, caigo en la cuenta que nada ni nadie puede ser tan importante para que echemos por la borda tantos años de caminar juntos.
Alguien del gobierno a quien le presenté mis preocupaciones me dijo; "La Señora no quiere intermediarios entre ella y los trabajadores". Primera salvedad a esta frase; debería prescindir de los servicios de cualquier funcionario, sea Ministro o portero que se refiera a usted como "La Señora". Para mi usted es una compañera, en todo caso la compañera Presidenta. Las señoras - parafraseando a Evita- son las que toman el té "en sus guaridas asquerosas" de Barrio Norte.
Pero volvamos al nudo - si es que esta carta lo tiene- de la cuestión: "La señora no quiere intermediarios entre ella y los trabajadores". Resuena esa frase en mi cabeza. Descarto que esa reflexión sea de su autoría, me niego a pensar que alguien de su entorno más cercano pueda pensar en ese sentido. Pero supongamos - es sólo una suposición, si usted me lo permite- que alguien de su gobierno piense en ese sentido: Que entre usted y los trabajadores no deben existir representaciones. Entonces permitame suponer que esas representaciones son los sindicatos. Es decir que a una parte, espero que pequeña y sin poder de toma de decisiones, le molesta los sindicatos. ¡Y sí compañera! Los sindicatos son molestos, muy ruidosos, encima muchos y organizaditos, por ahí hasta se dan la libertad de criticar alguna que otra política de Estado.
Los sindicatos son molestos, es verdad. Lo fue Saúl Ubaldini para la dictadura y lo fue Moyano para el menemismo. Menos mal que fueron molestos y ruidosos, sino, ¡mamamía! Néstor hubiera sido presidente de un país todavía más despedazado.
Sin esas representaciones, sin esos sindicatos que lucharon en la calle denunciando cada una de las tropelías del menemismo, quizás no hubiera existido ese maravilloso 25 de Mayo del 2003 que usted y millones de compatriotas recordamos con tanta frecuencia.
Por esa razón compañera permitame que aún frente al enojo de los más obsecuentes, los trabajadores nos arrojemos la potestad de una parte de este modelo, quizás chiquitito, pero una parte sin la cual todo hubiera sido más difícil.
Estas reflexiones no eximen de errores a los representantes de los trabajadores. Nada más alejado que evadir una autocrítica. También la debemos hacer. Pero no somos todo lo mismo. Así como Néstor antes y ahora usted son la antítesis del menemismo, sepa usted compañera que esta CGT no es la de Daer, Pedraza o Lescano. Esta es la CGT de Hugo Moyano ("Hugo de todos"), de la Juventud Sindical que marcha los 24 de Marzo, de ese grupo de dirigentes que alguna vez los tildaron como los jesuitas del sindicalismo. Me refiero a los Plaini, a los Schmid, a los Ghilini y a tantos otros.
Esta es la CGT de la coherencia, la que contiene a lo mejor de la resistencia de los noventa. Que luchó a brazo partido cuando hubo que luchar y que acompañó sin miramientos cuando allá por el 2008 las cosas se pusieron difíciles. Creo que usted lo sabe bien, no hace falta que nadie se lo recuerde.

15 febrero, 2012

Los Brazos de Néstor. “-Vengo con un sueño.”


Hubo un hombre allá por el 2003 que nos dijo: -vengo con un sueño, y ese sueño tenía mucho de reparatorio y tanto de esperanzado. Un sueño, convertido en Proyecto en ciernes que respetaba las luchas de liberación y toda la resistencia del Trabajador Peronista, de la Militancia de la Juventud Peronista, pero que también invitaba a las fuerzas progresistas a sumarse. Néstor vino del palo innegable del Peronismo libertario, el que sabe de proscripciones y conoce los prejuicios clasemedistas, Político de tarima, si hacía falta, capaz de entender que la pulcritud de las formas es difícil de sostener cuando el animal humano lucha por sus derechos y sus necesidades,  y, que en ese fragor, el cerebro reptílico puede con cualquier convención, y hay que invitar y pacificar, sólo lo que debe ser pacificado.

La gesta se fue amasando. No éramos tantos al principio. Los que entendimos las señales de la memoria que hacen la historia estuvimos desde la primera hora. Y los gestos honorables se sucedían tanto como la lucha contra el dolor de la pobreza y la indigencia. La solidaridad volvió a usarse como vocablo hasta radicar su concepto.
Néstor convocó tanto a los luchadores de siempre como a una juventud que comprendía poco todavía, que además de la palabras sustentable, competitividad, existían otras como Justicia, distribución, solidaridad. Tarea ciclópea si las hay, zanjar décadas de silencio generacional. Los setenta enmudecieron con el proceso y padecieron sordinas durante las demo-dictaduras posteriores. Restablecer la continuidad, propiciar la transferencia  generacional de experiencias a las nuevas juventudes fue una tarea que inició Néstor pero que no tuvo tiempo de direccionar y concretar.

Néstor era como esos buenos padres que no precisan que sus hijos compitan por su amor o sus beneficios. Entendió que en el Universo hay lugar para todas las órbitas.
Isidoro Blastein dijo, en una oportunida y referido al campo de lo Literario que -quien no reconoce una paternidad es un hijo de puta. Duro Isidoro pero tal vez certero, toda nuestra escritura viene con la marca de otras escrituras que nos marcaron las primeras luces de nuestro hacer. Son marcas amorosas por las que se siente gratitud. Lo contrario sería la actitud cínica de desprecio a cualquier otro que no fuéramos nosotros y nuestro precario guetto, y lo cierto es que aún en la escritura somos parte de una gran otra escritura que viene de la historia de tantas plumas.
El cinismo no es revolucionario, ni joven, ni liberador. Reduce el mundo de quien lo ejerce a una precaria piecita de dos por dos que recicla las mismas palabras y las mismas ideas frente a un espejo.
Y Néstor se fue, con sus brazos que desplegados tenían envergadura para abarcar pacificando. Se fue con su sueño a medias concretado, y quedó una madre a la que le debemos reclamar la misma sabiduría ahora que no hay un padre que instaure la metáfora paterna, la legalidad.
Las madres suelen ser excesivas con los hijos, suelen caer en situaciones de narcisismo, de una especularidad equivocada, la locura de la mutua y excluyente pertenencia en la que no queda espacio para nada y nadie más, y la riqueza del Mundo y de la realidad se pierden en esa operatoria poco sabia. También quedan comprometidos el crecimiento, la independencia crítica de los hijos, finalmente la correcta maduración que comprende que el mundo no es binario, que hay un abanico para considerar.

La Juventud es nuestra esperanza siempre, pero una juventud preocupada por la funcionalidad de los cargos, una juventud que mira despectiva o desconoce a sus antecesores históricos de lucha, una juventud que abusa del verbo en detrimento de aquellos que sin tenerlo tan intelectualizado lo tienen desde la verdad de la realidad y de la historia, y que no puede reconocerlos como iguales en la lucha, y aún, les compite en lugar de aprender lo aprendible. Digo, esa juventud se me hace transitoriamente desorientada. Los jóvenes no deben responder a coreografías, deben, por su esencia, cuestionar hasta a la madre que los parió buscando verdades. El joven que no tiene la generosidad del Poema, del Ideal es un joven viejo. Están bien la eficiencia y la gestión pero no alcanzan si se pierden los para qué, y los para qué están entre el dolor, la necesidad, la desconfianza de quienes han y siguen pasando necesidades, y también en la sabiduría de todos ellos a los que se pretende redimir.

Yo la invito a esta madre, Cristina, a recordar la envergadura de los brazos de Néstor. Hay una generación que late en los brazos de Cristina, y aquí se le debe pedir que sea una madre generosa y justa. Que no hostigue enfrentamientos entre iguales ideológicos, que no arme guardias pretorianas, estaremos todos para defenderla, como lo hemos hecho por años y desde el principio.
El Campo Nacional no se puede dar el lujo de desperdiciar valores, fuerza, Organizaciones. Precisamos a La juventud con los Trabajadores organizados conjugando sus idiomas y sus verdades. Los jóvenes no pueden despreciar aquello que dicen defender, sería una contradicción imperdonable.

Néstor tuvo un sueño. Espero que Cristina sea tan buena madre como para saber continuarlo. 

10 febrero, 2012

¿Y si nadie queda afuera?

Aclarando previamente mi apoyo a Cristina Fernández de Kirchner, en el entendimiento que debe ser posible llevar adelante el Proyecto Nacional y Popular y que, en lo personal, deseo que ella sea quien lo lleve adelante, así emití mi voto, me pemitiré algunas reflexiones sencillas acompañadas de esas convicciones que siempre nos acompañan y desde las cuales cada quien se posiciona en la vida.
.............................................................................

Desconocer a Moyano y al MTA forma parte de la máquina de borrar Historia que nos lleva a repetir las malas historias. Un Gobierno Popular con un Proyecto Nacional y Popular no debiera excluir de su seno luchadores probados, Trabajadores Organizados.
Creo yo que Cristina está hondamente equivocada con esta política de exclusión, puertas adentro, de sectores Sindicales que han luchado con lucidez y exposición durante años duros. Estas luchas de resistencia son las que hacen el camino que posibilita la llegada de Gobiernos como el de los Kirchner, declarados pertenecientes al movimiento Peronista desde siempre. Fogonear diferencias entre pares ideológicos es poco menos, si no suicidar, poner en riesgo el Proyecto, implotarlo, dejarlo como escenario de miserias para el mejor postor, para la mirada de otro que sabrá qué hacer con las migas del precario servicio de contiendas. La derecha y sus derivados "progresistas", no descansan, atacan en el primer caso o aguardan las caídas, y se infiltran en el segundo caso, se camuflan, y trabajan desde adentro para vaciar de contenidos las improntas de liberación y Justicia Social.

De 2003 para acá todo venía bien, ¿Cómo haría la derecha para torcer rumbos? -infiltrarse, ¿Cómo? la aparición de los progresismos de siempre, al servicio y alerta, y su socia eterna que seduce tanto al argentino medio: la demonización de lo Sindical.
No es nuevo, es una historia repetida, como una moebius eterna. La vimos, la padecimos, fuimos sus vícitmas. Qué más haría falta para identificarlas y ponerlas en caja.

La juventud, recién arribada a partir de este Bicentenario, debiera unirse y nutrirse con los Trabajadores Organizados, Sindicales que vienen sosteniendo probadamente la lucha contra la codicia y la entrega, y cuya lucha también forjó en parte el camino para que llegáramos a esta primavera.  Si esta unión codo a codo se diera, finalmente se produciría  ese transvasamiento generacional interrumpido por Dictaduras y Demodictaduras durante décadas.
Todos sabemos que no es tan sencillo borrar las huellas de quienes fueron chicos y adolescentes durante las décadas en las que se suicidó la Historia. Aquellos chicos y adolescentes bebieron de esa era vacía, probaron desde el primer juguete hasta el pimer vaquero adolescente de esos años viciados de esnobismo e indiferencia. Ellos tomaron la leche Liberal como buena, hasta que todo estalló, pero aquellas marcas son marcas para trabajar en el fragor de la militancia conjunta, Juventud y Trabajadores Organizados, los que vienen luchando con honestidad y fieles a Ideas no a intereses mezquinos. Y qué más se podría pedir. Esta es la oportunidad Histórica, no habrá otra si la perdemos.
O queremos vicios de conciencia, rupturas entre iguales, camarillas frepasistas y aliancistas, desprecio por el Trabajador Sindical, repeluz Peronista encubierto, o no tanto.
Sabemos cuál es el verdadero enemigo.También sabemos que sabe usar sus cantos de sirena, sus citas Gramscianas. Qué estamos haciendo. Qué está haciendo Cristina.
Y si no, por qué tanta insistencia para que un Moyano quede afuera. Nadie del verdadero Campo Nacional y Popular debe quedar afuera. Es hora de uniones y convergencias entre nosotros, entre los que nos sabemos por décadas.
Lo leo como señal. No me agrada. No puedo no decirlo, aunque me sienta sola al hacerlo, aunque quede en Orsái, en posición adelantada. Quiero un juego para todos nosotros, toda gente de Ideales y de buena voluntad.
Por favor, que alguien le avise a la Presi.


¿Por qué no está Norberto Galasso en lugar de Pacho O´Donnell al frente del reciente Instituto de Revisionismo Histórico?
Enigmas actuales. 
MARAVILLOSO, SABIO, PRECLARO GALASSO.
Y como diría el Chango Heredia y cantaba bellamente la Negra: "Para descartar esta sensación de perderlo todo; para analizar por donde seguir y elegir el modo...."Estos Intelectuales generosos, buena leche y con la claridad de una Historia propia vivida en nuestra Historia, iluminan, advierten, si los escuchamos, ayudan a corregir el rumbo si en algo se desvía.

Norberto Galasso sobre el 54% y el rumbo actual.

El resultado de las últimas elecciones coloca al movimiento nacional y popular liderado por Cristina Fernández de Kirchner en una posición altamente favorable, con mayoría legislativa y una oposición debilitada y dispersa con escasa presencia en el escenario político. En principio, ello abre amplias posibilidades para profundizar las transformaciones que se vienen concretando en los últimos años. Pero,  para ello, resulta imprescindible que en el movimiento nacional no se produzcan divisiones ni agrietamientos   sino que se avance en la consolidación y fortalecimiento del mismo, desde abajo, mejorando la organización y la capacidad de movilización.
El  triunfo alcanzado sobre los partidos políticos opositores  no significa  olvidar que los principales adversarios del progreso económico y social de un modelo popular , siguen manteniendo fuerza: las grandes corporaciones mediáticas, la Mesa de Enlace Agropecuario y  los  grandes consorcios financieros e industriales  estrechamente ligados a empresas multinacionales con el apoyo de los grandes potencias hoy en grave crisis económica.  Están todavía allí -en algunos casos, totalmente indemnes- manteniendo su bandera del neoliberalismo bajo la cual nos oprimieron durante más de un cuarto de siglo.
Profundizar el modelo implica entonces avanzar en todas aquellas medidas que puedan debilitar a  esas fuerzas reaccionarias que siempre esperarán alguna oportunidad  para intentar  retornarnos al pasado. Asimismo, profundizar el modelo significa tener nosotros cada vez mayor fuerza llevando adelante las transformaciones que aseguren no sólo el mantenimiento y aún más, el crecimiento cuantitativo de nuestras fuerzas, sino también mejorar la articulación del campo nacional, dotarlo de cuadros medios audaces y aguerridos ideológicamente,  dar en plenitud la batalla cultural liquidando los mitos y  falacias de la vieja superestructura ideológica semicolonial y asimismo, ahondar  la cohesión y la capacidad de movilización popular.
El 54% del triunfo electoral es muy importante, pero no autoriza a hacer ‘la plancha’, ni a otorgar, como dijera alguien, ni un ‘cachito así’ de complacencia  a un enemigo que nos robó, a lo largo de nuestra historia, no sólo recursos naturales, alegrías y esperanzas, sino miles de compatriotas.
Por esta razón, preocupa la más mínima disidencia en el campo nacional y en cuanto aparezca es preciso saldarla, cerrar y cicatrizar las heridas. Son épocas que exigen  gran generosidad   personal,  aventar todo obcecamiento, realizar  profundas autocríticas, para no  dejar un flanco abierto a la reacción. Si hemos avanzado hasta aquí, más allá de las contradicciones y de los momentáneos retrocesos, es porque hemos sabido delimitar claramente cuáles son  las diferencias frontales con los representantes del pasado y de la entrega  y cuáles las diferencias laterales con el aliado, siempre inevitables estas últimas por tratarse de grandes movimientos nacionales policlasistas donde los diversos sectores vienen de distintas experiencias, con metodologías diferentes,  con  perspectivas de clase diversas.
Resulta importantísimo, por supuesto, que el movimiento nacional cuente con una fuerza juvenil que  se vigorice y amplíe, aportando audacia y renovación. Esa explosión juvenil- que se hizo visible en los festejos del Bicentenario y especialmente, en el velatorio de Néstor- ofrece extraordinarias posibilidades, especialmente en un país que una década atrás veía a los muchachos y muchachos haciendo fila en algunas embajadas porque creían que la Argentina ya no les aseguraba, a sus vidas, ningún   futuro.   Pero también es cierto que resulta fundamental para el movimiento una central obrera capaz de cubrir diez cuadras con sus afiliados para sostener toda medida transformadora que intente ser resistida por los sectores del privilegio.
En un país como el nuestro, donde hemos sufrido la represión genocida y la entrega económica, los sectores populares siempre han sabido comprender a sus líderes cuando circunstancias externas  inmanejables obligaron a desplazamientos,  giros o cambios en su política,  en un sentido u otro, coyunturalmente, manteniendo inalterable el objetivo estratégico. Lo que aún después de tantas experiencias continúa sin aprender la ultraizquierda-y por eso sigue siendo minúscula- lo han sabido  asimilar las mayorías populares . Estas últimas, sin hablar de “correlación de fuerzas” y “del enemigo principal”, lo han aplicado en la política concreta, mientras aquellas, ensoberbecidas por ‘la fraseología revolucionaria’, han resultado - muchas veces- funcionales a  la contrarrevolución. De manera  tal que así como las últimas elecciones  han dado un voto de confianza al  gobierno, éste deberá estar seguro que las bases lo acompañarán en momentos difíciles, no por mero disciplinamiento, no porque se recurra a dirigentes dóciles, sino porque especialmente en el campo obrero, están los antecedentes de lucha  que aguantan cualquier archivo. No  debe olvidarse que fueron los trabajadores y las Madres de Plaza de Mayo las barricadas de resistencia ante los gobiernos reaccionarios-tanto dictatoriales como seudodemocráticos- mientras gran parte de los elencos políticos transaban a cambio de intendencias, embajadas u otros cargos.
Pudiera ser quizás, como sostienen algunos compañeros, que la crisis económica mundial  golpee duramente sobre países como el nuestro. Si así fuera, el peso de la crisis no puede caer sobre los trabajadores, según lo ha expresado la propia Presidenta al sostener que ella no es neutral en el conflicto entre el capital y el  trabajo.  Y ante esa posibilidad de  afrontar momentos difíciles es precisamente cuando se requiere que los diversos componentes del movimiento  nacional, expresión fiel de sus bases, confluyan en una sola fuerza sin cortocircuitos ni rispideces, ni equívocos o malas interpretaciones.
 La teoría enseña que la conducción para los grandes cambios debe ser revolucionaria y apoyarse en un partido revolucionario, ideológicamente armado, con férrea organización para dar la pelea. Pero resultaría demasiado  fácil reiterar esa vieja enseñanza teórica sin tener en cuenta la realidad política por la cual transitamos, como acostumbran algunos para estar en paz con su conciencia y no recibir impugnaciones por supuestas  izquierdas. Pero a riesgo de que los vanguardistas  puros nos impugnen proponiendo soluciones que  ellos no tienen posibilidad alguna de poner en práctica, preferimos sostener humildemente que  hoy y aquí, es fundamental no debilitar el frente nacional tal como ha surgido en los últimos años, protagonista de transformaciones muy importantes, algunas hasta inesperadas, más allá de improvisaciones, contradicciones y hasta errores, que los hubo, sin duda, como en el conflicto de la Resolución 125.
Los dirigentes que deban tomar decisiones al respecto sabrán priorizar esta cuestión – cohesión, organización, movilización- y  lo harán seguramente  sin anteponer cuestiones personales, ni soberbia, ni contumacia, que pongan en peligro  todo lo que se ha avanzado. Esto, por supuesto, no implica abandonar el espíritu crítico, pero siempre teniendo presente que una cuestión es disentir parcialmente  con el aliado, con el cual se supone que existe un objetivo común, que lanzarle toda la artillería ideológica como si se tratase del enemigo, haciendo el juego al verdadero enemigo cuyo objetivo estratégico es el reverso del nuestro.
 La solicitada de  Plataforma  2012 – aparecida sugestivamente en “La Nación” junto  a la foto de una intelectual conversa-  resulta un buen ejemplo de revolucionarismo abstracto que opera muy peligrosamente en la política concreta, así como  la retractación de varios de los firmantes de esa solicitada  demuestra que hay quienes saben recoger las enseñanzas de nuestra experiencia política. De aquí la importancia de la batalla por las ideas, de ahí también la importancia de los archivos para que no resulte que un buen proyecto quede en manos de un  oportunista que lo desprestigie. Desde este modesto espacio insistimos en que es necesario  mantener el cable a tierra con la coyuntura  junto a los trabajadores sin abandonar el proyecto estratégico que apunta a la gran transformación de América Latina en la liberación y la unidad que postularon San Martín,  Bolívar y tantos otros que nos siguen marcando el rumbo.
NORBERTO GALASSO.

31 agosto, 2011

Déjà vu.


Como es costumbre, y sobre el dolor puesto, los miserables de siempre están sacando rédito de la muerte de una nena.
Ni corta ni perezosa la pantalla de la corporación mediática, con la eterna falta de escrúpulos que la asiste, corta lonjas de Candela, multiplica por los micrófonos pedidos de muerte, de seguridad a mano de hierro, inculpa de Scioli para arriba y de Scioli para abajo con la consigna: que caiga el Gobierno de la Provincia, y toda la conducción Política..... ¿será posible que no aprendamos?? Por favor!! dolor sí, pedido de justicia a fondo, también; ahora, comprar el relato mendaz de la Oposición impotente y de toda la Corporación mediática, ya no más. Tuvimos la experiencia de la dolorosa muerte del Joven Ferreyra, cuyas manos responsables desde la sombra fueron, yendo al fondo de la cuestión, el Momo Venegas y Duhalde, siempre entre bambalinas este último como buen tiburón de aguas altas.

Esa dolorosa muerte fue el balazo sobre el corazón de Kirchmer.

No me importa ser políticamente incorrecta, yo grito el Orsái y lo digo, no porque me impacte poco la muerte de quien esperaba todo el futuro como su derecho, quedé temblando entre lágrimas, pero una cuestión no invalida la otra. Siento, me conduelo, pero también pienso, escucho, relaciono.

Entonces lo digo, lo grito: -dudo de ellos, recuerdo las amenazas veladas del tiburón de aguas altas, y sé que quedo en Orsái, y que hasta mis compañeros de equipo diferirán, pero yo sé que algo justo estoy diciendo, aunque sea pronto para decirlo, igual, Orsái, lo dije lo sigo diciendo, total ya lo decía Manzi: "Que el alma está en orsái, che bandoneón".

26 agosto, 2011

Memoria del Presente.

Ahora que el revolucionario setentista Rial lidera la guerra santa contra Alfano ¿alguien recuerda el caso: Noble Herrera- Clarín- Nietos? Qué rara sensación haber sido una Militante de la Juventud Peronista, abrazar la llegada de este modelo con felicidad y, ahora, recibir clases del mediático Rial sobre DDHH. Victoria Donda y Gabriela Cerruti al bailando, señoras. No puede Cerruti usar ciertos micrófonos, ahí se le ve la fisura ideológica, ¿los ochenta tal vez? -cuidado con las "luces" malas, encandilan.
¿Y la frágil memoria? ¿No era Rial quien se ufanaba de querer “cargarse” a los trapitos? dicho por él en la mesa de Sofovich. Busquen archivos por favor. Cuando los Rial, los Ventura y demás ralea y resaca mediática fascistoide regresen a sus rediles naturales ¿dónde nos meteremos nosotros habiéndolos sentado a nuestra mesa y citándolos en Letra e imagen? Deseo ver a todos los cómplices civiles de la dictadura bajo el rigor de la Ley y la Mirada, pero que no se salven verdugos por ofrecer sus casas, porque esas casas no están limpias y también precisan el rigor de la Ley y la Mirada.
Las Madres y las Abuelas deben ser nuestro norte Ético. Me pregunto qué sentirá Hebe ahora que los Rial y los Ventura comandan la nave de la Causa. Nos están vendiendo pescado y lo estamos comprando. El Medio es de por sí un Mensaje. No regalemos tanta construcción Histórica, todo este momento privilegiado. Estos son los momentos en los que se impone el sigilo del Hondo Pensamiento. La sabiduría transita de puntillas.
Como Setentista, como contemporánea activa de toda esa y esta época, no me place ver que el promedio de lo justo se resuelva en la lapidación de un personaje que, además, surge elegido por una riña mediática, y detrás del cual se van encolumnando impresentables con prontuario para conformar un coro de inocencias mentirosas, cada cual con su mezquina piedra para arrojarla con bochorno ajeno en un como sí de manos y conciencias limpias. Los mismos, hace menos de dos años, defendían al eufemístico “Campo”, la mano dura, el voto no positivo, aventuraban infiernos para los Kirchner, desdecían la Historia….
Desde la injusticia no hay lugar para lo Justo, que ningún mercader lave sus manos con la cizaña y nos diga que es agua, y que nosotros jamás le creamos. Nuestra fortaleza será siempre la Memoria, tan Memoria ella, que se hará Memoria del Presente.

13 julio, 2011

Hasta perforar el viento.



¿Qué nos pasa a los Porteños? ¿Fito dice y le cae la Inquisición como una cruz sobre sus espaldas? Me resulta curiosa la reticulada manera de pensar de una porción no menor del Porteñaje. Votar a la derecha, a una derecha cruda, y pretender que no quede en el camino su alo progresista sería, en principio, Oximorónico. La Ciudad votó atrasando cuarenta años pero hagamos de cuenta que no. ¿Qué nos están pidiendo? ¿otra vez callar la Historia?, no, -soy la rosa del octavo día, decimos muchos.

Hablan los Artistas por tantos de nosotros, felizmente, así fue en los años más oscuros de la muerte institucionalizada. Pedir mordazas es empezar a programar suicidios sociales. Cuidado. Los Artistas nos cuidan sin saberlo. No me preocupa Fito, él no precisa defensas, me preocupa este nosotros desmemoriado y pueril que supone que no hay costos para los actos y las decisiones. Entre tanto, Macri, que no tiene quien le escriba ni quien diga por él con un Poema, un acorde, un renglón que conmueva, porque él y su hacer son Antipoéticos por antonomasia, manda emisarios para aplicar correctivos a las voces. Y el correctismo político, que ha ganado la partida ideológica en Buenos Aires, replica como piedra en el agua la desaforada demanda, convirtiéndola en canon lugareño. No será ni la primera ni la última vez que tantos quedemos como loquitos poco correctos, desmesurados, ahora, crispados. Los que no damos lecciones de urbanidad porque no nos parece valiosa esa tal urbanidad, por hablar, fuimos callados, pero seguimos diciendo. Y cada vez que se presente el siniestro disfrazado de lo que sea, hoy de globitos de colores, diremos, y seguiremos diciendo.
El 2001 llegó a la Argentina por sordera histórica y arremetió contra todos sin miramientos. Las cacerolas que hoy critican azoradas fueron tanto o más políticamente incorrectas cuando vieron ir sus vidas por la rejilla.
Quienes no nos alineamos ni alienamos al buen decir de la pacatería mass-media, ni ayer ni hoy, y hoy somos los que no votamos los globitos de colores de Macri ni los aires nefastos que los elevan, seguiremos gritando hasta perforar el viento.